martes, 28 de diciembre de 2010

Matemática elemental


Sumando unes dedos de la mano,
¿la resta? lo contraio, eso es secillo,
Divide, multiplica, nudo, anillo,
ya creo recordar... era Abeliano.

Los pares, los impares, los enteros,
cuadrados del cateto: hipotenusa,
las rectas, las agudas, las obtusas,
absurdos de infinitos y de ceros.

Los primos, uno, dos, tres, cinco, siete.
El límite de equis al cuadrado
si equis tiende a cero o a infinito.

Y ya el coseno me tiene en un brete,
Y cuando la secante me ha matado
va Pi y se lanza a hacer su numerito.

jueves, 23 de diciembre de 2010

Física Elemental


Lo que tiene que ser no ver el día
que tiene que llegar esta mañana,
lo que tiene que ser una mañana,
un otoño, un ahora, un todavía.

Cómo tiene que ser perder "allegro"
el tiempo y la materia y el espacio,
cómo tiene que ser volar despacio
como un rayo de luz al cielo negro.

Lo cierto es que el futuro no es ahora
y si lo es, será que estamos muertos...
los átomos en un punto infinito.

Lo cierto es que disfruto de la aurora,
del cielo, de la mar, de los desiertos...
y vivo estoy, porque lo dejo escrito.

viernes, 17 de diciembre de 2010

Nuevo blog!!!

Este blog no se lee de arriba a abajo,
No estás leyendo versos, sino cartas,
Stewart o Caronte, quien reparta
que ponga la etiqueta a su trabajo.

Así, primero clica en "etiquetas"
y tendrás las epístolas juntitas.
¿leer de carrerilla? ¡quita, quita!
un lío, un error craso, una puñeta.

Ya ves, este es un blog con instucciones
de uso, síguelas, no es tan complejo,
tampoco hay que agitar antes de usar.

El tema es divertirse, ¡qué cojones!
si pasas y al salir estás perplejo,
ya sabes, tu deber es opinar.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Reina de Diamantes (sonetos epistolares)

Reina de Diamantes By Caronte



Stewart

Amigo, yo en las artes amatorias,
en usos y costumbres pasionales
tambien prefiero pálpitos reales,
real de realeza: esta es mi historia.

Mi cortesana siempre fue princesa,
ya sé que suena cursi, pero miento
si digo lo contrario a lo que siento:
tras doce años viene y me embelesa.

Y ahora para colmo, la muchacha,
que deshace mi cama, me despeina,
me abraza, me consuela y me cobija

su título se arranca, va y lo tacha,
y se viste por dentro como reina,
porque ahora la princesa es nuestra hija.

martes, 14 de diciembre de 2010

A Enrique Morente (In Memorian)


A Enrique Morente
In memorian

Tu voz, tan grande y pura, tan gigante,
tus manos, tan crispadas y tu frente,
hoy sienten una fuerza diferente...
el cielo estará allí donde tú cantes.

La Torre de la Vela a media asta,
Granada mira al cielo para oírte,
¡qué mala idea, Enrique, esta de irte!
a buen entendedor tu duende basta.

Que se callen los llantos, que hable el sabio,
que está con un "quejío" entre los labios.
Los que quieran llorarte que se esperen.

¡Qué genio, qué fusión, qué buena gente!
no se le olvide a usted señor Morente
que los viejos flamencos nunca mueren.

SONETOS EPISTOLARES

Aquí podréis leer nuevos sonetos
que irán con un enlace hacia otras rimas,
leedlas previamente y luego encima,
ponedle mis cuartetos y tercetos.

No sé si original, pero parece
que al menos la experiencia es divertida,
empieza como un juego esta partida,
a ver cómo termina. A ver si crece.

Pasen y vean este epistolario,
que es tan formal y tan estrafalario.
correos de ida y vuelta en el respeto

Lo cierto es que Caronte, aquí mi socio,
resulta ser un hacha en el negocio
tan poco lucrativo del soneto.

Caronte
Me sigue anodadando, caro amico,
la inmensa habilidad de que haces gala,
yo que trabajo siempre a pico y pala
y sudo tinta china sobre el pico

para sacar un verso en abanico
y siempre acaba haciendo rima mala,
y tú que en tu soneto se acicala,
el verso sucesivo más "bonico"

Me quedo yo a la luna de Valencia
pasmado entre tus versos y la luna,
a ver cómo termina, a ver si crece.

Haré con nuestra gran correspondencia
en las aguas de mi oscura laguna
la entrada más extensa, lo merece.


Stewart
A ver cómo lo hacemos, mi deseo

es ponerme en contacto en otros medios,
lo que me obliga ya sin más remedio
a pedirte tus señas de correo.

A Google dí tu nombre y tu apellido,
el sólo me dejó una enorme lista
con datos de un bisoño futbolista
y un plan de acción quebrado y malherido.

El tema es el siguiente, se me ocurre:
(que a veces mi cabeza va y discurre)
¿merecen nuestras letras todo un blog?

Si piensas, como yo, que es un buen trato,
envíame un correo con tus datos,
aqui estaré, mirándome el reloj.


(stewart_el_negro@hotmail.com)

I PREFER IT REAL. (Sonetos epistolares)


Es lógico y normal, amigo mío,
que elijas cualquier cosa antes que a Rita,
la Barbi de Valencia da grimita,
me dan, de imaginarlo, escalofríos.

Del resto de los temas que prefieres,
qué quieres que te diga, te comprendo,
Las flores del amor nos van haciendo
permeables a todos los placeres.

En cambio, compañero, me rebelo,
por no decir me tiro de los pelos,
leyendo "mucho y mal a bien y poco"

Los años me enseñaron, y la vida,
la cura que te cura cada herida:
Hacerlo mucho y bien, como los locos. 



Caronte
¡Mi madre! dios me salve de esa Rita
te juro que en la "Jeiguorz" yo pensaba
le sobra tripa, cara y mala baba,
a la alcaldesa, yo antes voy con Chita.

Hacerlo mucho y bien... gloria bendita,
más pasa lo que ayer no me pasaba,
la musa que hace tiempo me velaba,
me deja ahora a dos velas y sin guita.

Carajo, pues qué quieres que te diga,
va a ser que cuando la miseria obliga
te vale poco y mal antes que nada.

Tú tienes suerte, yo tengo complejo,
los años no me enseñan, me hacen viejo,
"like a Rolling Stone" de mi barriada.


Stewart

Los años, caro amico, como dices,
enseñan y hacen viejo, dos por uno,
y en el momento más inoportuno
te emborronan la piel con cicatrices

A eso me refiero, a que es ahora,
cuando hay que atar la musa a nuestro lado,
para evitarle penas al teclado
que huérfano de dedos gime y llora.

El caso es que elegir lo que se oferta,
sin ver al otro lado de la puerta,
es buscarse un destino burdo y zafio.

Lo suyo es enfrentarse a la miseria,
que te pinta la vida dura y seria.
Cerrar con suspensivos tu epitafio.

lunes, 13 de diciembre de 2010

A medida que van pasando años (Sonetos epistolares)

Stewart

A medida que van pasando años
se llevan las maletas más cargadas,
es fácil que no nos sorprenda nada,
y queramos huir de desengaños.

A medida que van saliendo canas,
se van dejando atrás los sueños vanos,
se van entristeciendo los veranos
es fácil despertarse en la desgana.

A medida que nos hacemos viejos
miramos con más odio los espejos
que nos infectan cada cicatriz

Lo suyo es escaparse del rebaño,
para entender lo que nos hace daño,
y vivir cada año más feliz. 



CARONTE:

Lo cierto es que le espejo no perdona,
que los relojes queman donde escuece,
y es más el tiempo de lo que parece
marcándonos como un líbero en zona.

Cualquier día en la vida tan cabrona
es, a medida que nos envejece,
igual que un anodino martes trece
que nos va arrellanando en la poltrona.

La réplica, cuando la vida muerde,
es ser un viejecito golfo y verde
que aun cree en la gracia de las tonterías.

Tocarle el culo a la suerte indigesta,
y si pierdes algún día tu apuesta
en contra de la vida, que te rías.



STEWART:

Compañero Caronte, ¡Qué fortuna
que vengas a mi cuchitril coqueto!
Y si encima me escribes un  soneto,
mi trastero se vuelve tu Laguna.

¡Menudo honor, en serio. No es secreto
que en esta cara inculta de la Luna,
el verso se atraganta si en ayunas
se lo das a probar a los catetos.

Se salvan, compañero de la quema,
tus versos, tus palabras, tus poemas.
Harás diana siempre que dispares.

Amigo de las redes internautas,
propongo que sigamos esta pauta
y hagamos "Sonetos Epistolares".



CARONTE

Acepto amigo mío yo este reto,
sumándome al esfuerzo literario
de dar luz al patrón epistolario
con la cadencia innata del soneto.

Lo haré lo bien que pueda, lo prometo,
mas junto a ti parezco yo un becario,
quizás deba buscarme otro adversario
más flojo y no este rey del alfabeto.

Primero fueron Góngora y Quevedo,
más tarde Fito Páez y Sabina,
ahora van Stewart y Caronte.

Mas eso sí, la daga del aedo
la haremos roma con "Buenrrollitina",
yo soy un aprendiz, tu un mastodonte.



STEWART

Confieso que tu aire de Sabina
me tuvo a tu bitácora abonado,
y ahora que en mi casa estás sentado,
ya sabes, métete hasta la cocina.

Y ahora que está el hielo destrozado,
y que he tomado la "Buenrrollitina"
confieso que los dedos me patinan
sacándole estos ripios al teclado.

Dan vértigo los grandes puestos juntos:
Fito, Sabina, Góngora, Quevedo...
Y tu nombre y mi nombre en esa lista.

Lo cierto que que a esta hora me pregunto
si puede más un "quiero" que un "no puedo",
y me respondo "Sí", dime optimista.

martes, 7 de diciembre de 2010

A medida que van pasando años



A medida que van pasando años
se llevan las maletas más cargadas,
es fácil que no nos sorprenda nada,
y queramos huir de desengaños.

A medida que van saliendo canas,
se van dejando atrás los sueños vanos,
se van entristeciendo los veranos
es fácil despertarse en la desgana.

A medida que nos hacemos viejos
miramos con más odio los espejos
que nos infectan cada cicatriz

Lo suyo es escaparse del rebaño,
para entender lo que nos hace daño,
y vivir cada año más feliz.

lunes, 6 de diciembre de 2010

A ti que amas la palabra escrita



A ti, que amas la palabra escrita,
y pasas a leer mis consonancias,
revuelve como quieras mis estancias,
susúrrame o si lo prefieres grita.

Ya que pasas a ver deja constancia,
escríbeme unas cuantas palabritas,
que nada cuesta, y de paso quitas
al eco de mi voz la redundancia.

Escribo para mí, pero me asusta
saber que pasas y que nada dices,
¿qué ocurre en tu interior cuando me lees?

Será superficial, pero me gusta
que dejes flores o hagas cicatrices...
y digas todo aquello que desees.

domingo, 5 de diciembre de 2010

Por no ponerle freno a mi colmillo



Por no ponerle freno a mi colmillo,
mordí la amarga fruta de la culpa,
le pediré a tu mano que me esculpa
el débil corazón con un cuchillo.

Espero que me aceptes la disculpa
que va con estos versos de tornillo,
ya ves, tengo la carne de membrillo,
no supe distinguir corteza y pulpa.

No puede imaginar mi turbia mente
castigos más insanos y más crueles
para este corazón en el exilio.

Imploro tu perdón inútilmente
aullando como los perros infieles
que más que tu perdón piden auxilio.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Retrato del terror


Yo no soy más que el hombre que no habla,
la bestia oscura de tus pesadillas,
yo no soy más que el puño en las costillas,
quien incumple la ley a rajatabla.

Solo soy un manojo de cuchillas,
quien no sabe perder, ese que entabla
un duelo con la suerte y pide tablas,
o destroza el tablero y sus astillas.

No huyas y no temas mis ofensas,
en tanto odio no caben tus miedos
nada podrás hacer si me enfurezco.


Me consta que eres frágil e indefensa,
y tu perfil esculpo con denuedo
y entonces sólo soy lo que parezco.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Lo cierto es que no creo en tu palabras



Lo cierto es que no creo en tus palabras,
palabras que me escupes desde lejos,
de lejos me pareces más macabra,
macabra como un tiro en un espejo,

Espejos como el alma de los ojos,
los ojos que mantienes tan cerrados,
cerrados con candados y cerrojos,
cerrojos en el pecho y el costado.

Costa Dorada, recuerdo el paisaje,
paisaje de un pasado que recuerdo,
recuerdos, como fotos de viajes,
viaje que no haré si sigo cuerdo.

Tan cuerdo como pueda mantenerme,
tenerme en pie y vivir, es lo que quiero.
Que quiero ver que no vienes a verme,
a ver, ¿me das aquello que prefiero?

Prefiero cuando callas los detalles,
detalles como quién es quien te abraza.
Te abraza fuertemente por el talle,
el talle que paseas por la plaza.

La plaza por la que también paseo,
paseo cabizbajo, triste y muerto,
tan muerto como el gozo y el deseo
deseos que caerán en el desierto.

Desierto queda el premio, nadie gana.
Las ganas: es lo que ya no me queda,
Me queda pasta para una semana.
Semana Santa, sálvese quien pueda.

Quien pueda que se vuelva, yo me quedo.
Me quedo con los restos del naufragio,
naufragio del amor y ya no puedo,
no puedo soportar el mal presagio.

Presagio que la lluvia viene aprisa,
deprisa como me sorprende el llanto,
el llanto que se apaga con la risa,
la risa tuya que me gusta tanto.

De tanto en tanto busco en otros puertos
los puertos y las puertas, que se abran.
No abras tu boquita si no es cierto,
lo cierto es que no creo en tus palabras.

domingo, 21 de noviembre de 2010

En tanto amor no caben más vocablos

De tanto que me escuecen los poemas
que nunca te escribí y que merecías
me salen hoy eternas letanías
con verbos nuevos sobre viejos temas.

Le canto como los primeros días,
al amor, a la muerte a los dilemas,
al dolor, a la suerte a los problemas,
a tu piel, a la gris melancolía.

En tanto amor no caben más vocablos,
ni más palabras que las que ya he dicho,
no temas si mis dedos pintan otras.

Clavado está en mi centro tu venablo,
Ayer mandaba sólo tu capricho,
y hoy, perdóname, mandáis vosotras.

sábado, 20 de noviembre de 2010

Un día volveré a escribirte versos


Un día volveré a escribirte versos,
quizá cuando me quede en los despojos,
un día volveré a cerrar los ojos
rindiéndome a los hálitos adversos.

Un día escribiré con dedos rojos
de sangre que desangra el universo,
un día cederé mi cuello terso,
y posaré mi esencia en tus abrojos.

Tenme paciencia, espera, ve sin prisa,
ocúpate de los asuntos tuyos,
el tiempo antes que tarde te hará fuerte.

El tiempo, ese enemigo que no avisa,
concederá mi cuerpo a tus arrullos,
entonces volveré a escribirte, Muerte.

jueves, 28 de octubre de 2010

Liras a la Luna

Para la hiel ,la fresa,
quiero ser yo tu bálsamo de ensueño,
tu luna me embelesa
y muero en el empeño
de vivir siendo de tu amor el dueño.

Que llegue ya el Octubre,
que arrase con sus gualdos y bermejos,
la luz todo lo cubre,
rompamos los espejos
que guardan la mentira en su reflejo.

Con el cuerpo y el alma,
con el corazón te amo, y con la mente,
dame la ansiada calma, 
dámela sutilmente,
que quiero amarte a fuego, lentamente.

No creo en la cascada,
ni en riada mortal de presa rota,
no creo en la mirada
intensa que se agota,
yo creo en el amor del gota a gota

sábado, 23 de octubre de 2010

Cuenticos Cuánticos

Si os han gustado los microrrelatos podréis disfrutar de ellos en el Blog Cuenticos Cuánticos. Espero que lo visitéis y dejéis vuestro comentarios.

Un saludo.

Microrrelato nº 18 (Puñalada)


Cuando el cuchillo atravesó su piel sonaron todas las alarmas. Era hora de levantarse.

viernes, 22 de octubre de 2010

Microrrelato nº 17 (El Suicida)


Apoyó el cañón en su boca y apretó el gatillo. El espejo se hizo añicos devolviéndole, roto, el reflejo de su desesperación.

jueves, 21 de octubre de 2010

El otoño


Anochece y el frío me atenaza,
igual que el miedo cuando paraliza.
Va muriendo esta tarde de ceniza,
la gélida tiniebla me amordaza.

El alma se me ha vuelto quebradiza,
la ausencia se presenta y amenaza,
nada aplaza al dolor y nada aplaza
el tedio en esta tarde gris, plomiza.

Los dioses otoñales me destrozan
acuchillan el alma a mis tobillos,
y le apagan la luz a lo que escribo.

Amarillo se vuelve lo que rozan,
el otoño le da más amarillo
al lúgubre escenario del derribo.

Microrrelato nº 16 (La Agenda)

El teléfono más importante en la agenda del depravado era el de la salida de emergencias

miércoles, 20 de octubre de 2010

Microrrelato nº 15 (Perspectiva)


El presidiario miró con perspectiva.
Encontró el punto de fuga.

Microrrelato nº 14 (Olvidarte)


Empecé a escribir para no pensar en ti, pero ya no funciona

Microrrelato nº 13 (El Pirómano)


El pirómano nunca fue tan feliz como en su capilla ardiente

Microrrelato nº 12 (juguetes rotos)


Cuando al fornido boxeador se le rompió la muñeca, lloró, como cuando se le rompe la muñeca a una colegiala.

Microrrelato nº 11 (Tránsito)


Era el fin. 
El monótono sonido mecánico que oía hacía meses, se aceleraba por momentos. 
Entreabrió los ojos y vio la luz al final del tunel.
Poco después se hizo la luz...

-"Enhorabuena." Se oyó...
-"Es una niña".

Pero ella no entendía nada.

lunes, 18 de octubre de 2010

Microrrelato nº 10 (¡Espabila!)


Antes de lanzarse al vacío pensó en las palabras de su padre
-"Espabila hijo,  no puedes estar siempre en la luna"

Avanzó sonriendo...
-"Este es un pequeño paso para el hombre..."

Microrrelato nº 9 (La Carrera)



-"¿Preparados?". Los becarios alzaron la mano.

-"¿Listos?". El empresario gritó:

-"¡YO!"

Microrrelato nº 8 (El Obseso)


Tuvo que admitir que le obsesionaban  los montes de Venus.
Sólo le entendieron los astrónomos.

Microrrelato nº 7 (El Escribano)



Llo ziempra zío mejon pascriví qe pablá.

Microrrelato nº 6 (Nervios)


Siempre que el joven actor se ponía nervioso, perdía los papeles.

domingo, 17 de octubre de 2010

Microrrelato nº 5 (Engreídas)


La V y la E se creen el centro del universo.
La N también es muy engreída, dice ser el ombligo del mundo.

Insomnio


La noche deja paso a la alborada,
pesa la nuca, la mirada escuece,
el gallo está cantando y no parece,
que acuda hoy la bruma a mi almohada.

Los sueños que no sueño languidecen,
y esperan otras, nuevas madrugadas.
Pero el insomnio da cartas marcadas,
y el tiempo de dormir se desvanece.

Igual que el negro lodazal me estanco,
palpito, sudo tinta, escribo, leo,
deambulo sobre páramos desiertos.

La noche que era negra queda en blanco,
las manos que aprisionan a Morfeo
me mantienen el sueño bien despierto.