viernes, 19 de abril de 2013

Y tres estrellas

Para Lourdes, Noa  y Abril,
por mi cumpleaños.

El tiempo sigue haciendo de las suyas,
transcurre provocando sus estragos,
puede que no sea hoy que me destruya,
pero me deja sufriendo lumbago.

Que cumplo treinta y tres y no parece
que tenga vuelta atrás esta caída,
ya no se crece, sólo se envejece,
eso es así, son cosas de la vida.

Así me veo padre de dos hijas
Noa y Abril mi sangre y mi apellido,
¿cómo negar el peso de su huella?

Yo pagaré lo que la vida exija
por ese don que es haber tenido
dos pedazos de cielo y tres estrellas.