viernes, 13 de septiembre de 2013

Miedo Escénico


Yo pongo voz de hombre cuando leo
los versos temblorosos que te he escrito,
yo pongo voz de hombre, pero creo
que tiembla igual mi voz a voz en grito.

Yo pongo voz de hombre cuando escupo
los versos que tu nombre se merece,
yo pongo voz de hombre y me preocupo
porque mi voz de hombre palidece.

Yo pongo voz de hombre y no parece
que llegue a estremecerte este muestrario
de graves y melódicos baladros.

Yo pongo voz de hombre y te estremece
más que la voz que clama el poemario,
el modo en que me cuadro y me descuadro.