miércoles, 5 de junio de 2013

Vecinos ejemplares


Los asesinos somos vecinos ejemplares,
que no rompen un plato si no piden permiso,
que sacan de paseo a sus tiernas mascotas
y recogen la caca, con un gesto sumiso.

Los asesinos somos un gremio incomprendido,
tenemos mala fama, pero vamos al cine
y pedimos silencio si hay barullo en el fondo
cuando besa a la chica un galán de alucine.

Los sicarios también tenemos sentimientos
sufrimos en silencio, pero nadie se cosca,
no todo es trabajar, descansamos a veces
y entonces, está claro, no mato ni una mosca.

Los psicópatas somos vecinos ideales,
no damos ningún ruido, pagamos las facturas,
saludamos amables: "¡Buenos días, Hortensia!"
"¿le riego las macetas?¿le saco la basura?"

Después todo son ayes, incrédulos decís:
"¿El vecino del quinto?¿a cuántos ha matado?"
y salís por la tele con cara de besugo,
"Era un tipo normal, quizá un poco callado"