domingo, 21 de marzo de 2010

No cesa



No cesa el goteo,
no cesa.

La lluvia más bien parece
un mar que se derrama.

No hay charcos vacíos
en mis dedos.

Toda mi Alma furtiva,
se hace de agua,
o... tal vez... de lágrimas.