jueves, 29 de agosto de 2013

Hagamos el humor



Hagamos el humor hasta cansarnos
no limitemos nuestras camas vivas
rompamos con las ganas de matarnos
riamos sin gastar mucha saliva.

No demos a torcer brazos ni botas,
imaginemos un mundo más pequeño,
brindemos por un mar de copas rotas
dejemos que nos venza un fugaz sueño.

Relajemos esfínteres y músculos,
extasiémonos con lo minúsculo
digamos "¡hola!" como niños chicos.

La caracola canta, escuchemos,
queramos y verás cómo podemos...
¡hagamos el humor como dos micos!