viernes, 2 de abril de 2010

Sólo silencio


Sólo queda silencio entre las piedras,
acaso un alacrán, callado ya y rendido.
Surge la savia sagrada de la tierra,
y una nube de estiércol aparece.

El humo, que nunca viene solo,
trae de la mano a la inmundicia...

Hoy todo es silencio
y casas derribadas.