miércoles, 24 de agosto de 2011

Juegos malabares


El caso es que no sé por dónde ando,
el caso es que cerré mis alamares,
el caso es que rodé por otros bares
y tengo el corazón pachucho y blando.

Verás el caso es que de cuando en cuando
me gusta regresar por estos lares,
regodearme en juegos malabares
uniendo versos, letras y rimando.

Y mira tú por dónde, el tratamiento
funciona al cien por cien, bendita suerte,
No hay mal que no me espanten unas letras.

Y me hago fuerte frente al desaliento,
y frente a la tormenta me hago fuerte,
y no hiere el dolor ni me penetra.