jueves, 8 de noviembre de 2012

Y si se va la luz


Para Paco Cifuentes por la inspiración
Y si se va la luz
en plena efervescencia
y ves que no es
la plena oscuridad
lo que nos hace temblar,
no pierdas la paciencia.

Cuando contra el dolor
sucumba la conciencia
supón que tú y yo
seremos más felices
con estas cicatrices...
No pierdas la paciencia.

Así, tal vez,
regrese aquel atardecer
que vio cómo crecimos
y cómo cumplimos
lo que nos prometimos.

Y si se va la luz
será la penitencia
que habremos que pagar
para seguir así
amándonos con cada cicatriz
sin piedad ni clemencia.