lunes, 7 de julio de 2014

Dualidad singular.



A veces salgo bien del laberinto,

a veces se me escapa la salida,
a veces cedo el pulso a los instintos,
a veces cierro el corazón con bridas,

a veces me amilano ante el tirano,
a veces me rebelo y lo derroco,
a veces todo es oro entre mis manos,
a veces vuelvo mierda cuanto toco,

a veces no me veo en los espejos,
a veces vivo dentro de un reflejo,
a veces tengo un plan, a veces no,

a veces no me creo lo que digo,
a veces me enamoro de mi ombligo,
a veces siendo otro soy más yo.