lunes, 23 de julio de 2012

Vivir

A Carmen Miranfú por su poema.


Cuando sea el dolor más que la risa,
y todo se derrumbe y sople el viento,
cuando la libertad  no sea
más que un punto difuso, una entelequia,
cuando tu brazo caiga y tu sudor
no te riegue la frente ni la espalda,
en fin, cuando comprendas,
todo se habrá acabado, incluso el miedo,
ya ves,
vivir no es más que esto algunas veces.
Y a veces, otras veces,
vivir es mucho más que lo que hicimos.

Ahora este silencio,
apenas alterado
por el ladrar lejano de los perros,
nos hace recordar
que la memoria es la de siempre...
y como siempre
nos lleva y duele,
como duele un perdido amanecer
o una frontera.