jueves, 19 de julio de 2012

Otro Escenario (blues project 2.0)


Es verdad que he regresado
por el camino marcado
y sin dinero,
pero cada abecedario
tiene su vocabulario
verbenero.

El ocio no es tu negocio,
pero cuando busco un socio,
no hay fronteras,
no hay guiñol que no me quede
como un guante, pero puede
que prefieras:

otra mano, otro escenario,
otro blues del presidiario,
otra escuela.
Otra boca que te diga
tu alegría y tu fatiga,
otro perro que te siga
y que te huela.

Al final esta derrota
no me ha quitado las botas,
sigo vivo.
Y aún herido por tus balas,
por las buenas o las malas,
siempre escribo

una letra impertinente,
al sabor del aguardiente
del canalla,
un blues tan desafinado
como el beso del soldado
y la metralla.

Y otra vez otro escenario,
otro blues del presidiario,
otra escuela.
Otro adiós, otra mirada,
otro día, otra almohada,
otro camino a la nada,
más secuelas.

Otro ojo, otra guitarra,
otro compadre de farras,
otro instante,
otra espina de pescado
otro techo derrumbado,
otro cazador cazado,
otro guante.