lunes, 10 de diciembre de 2012

Contra pronóstico


Porque contra pronóstico he llegado a este estado,
y por saber si soy o sólo lo parezco,
atisbo ante el espejo arruga tras arruga
buscando un punto al fin, que confirme mis miedos.

No trato de engañarme, mi verbo no me viste,
me viste un uniforme poco cualificado,
escribo, sin embargo, pero no sé si soy
un poeta o si solo, a veces lo aparento.

Prometo redimir pecados juveniles
como olvidar a Lorca, pasar de Gil de Biedma,
no aferrarme a la voz de Don Ángel González,
ni susurrar palabras de Neruda o de Hierro.

Tal vez si empiezo ahora, dentro de veinte años
tendré la cama hecha y no importe el uniforme,
el hoy es una página con borrones pueriles
porque he llegado a este estado contra todo pronóstico .