lunes, 24 de diciembre de 2012

Mientras todo pasa


Mientras el mundo gira insoportable,
con el chirrido de su maquinaria nauseabunda.

Mientras las chimeneas crecen 
como debieran hacerlo, en su lugar, las amapolas,
vomitando la cantidad exacta de veneno
que permite la ley, abominable.

Mientras se desmoronan los valores
y engendramos nuevas generaciones
de hombres grises y mujeres grises,
y niños grises de alabastro.

Mientras proliferan ratas, sanguijuelas,
y un manto de moscas pertinaces
se sacude en el tul
de una bailarina incrédula y enclenque.

Mientras la sangre fluye, desterrada,
mojando el cerco, las fronteras, 
los paños ondeantes de los mástiles,
los diamantes, los relojes de oro
los pisacorbatas.

Mientras se tambalean los cimientos
de lo que pudo ser y no quisieron,
de lo que debía ser y no exijimos.

Mientras la ametralladora aniquila,
mientras la excavadora aniquila,
mientras el hambre aniquila,
mientras el hombre aniquila.

Mientras todo pasa,
te comerás una manzana...
y yo te veré tan hermosa...