domingo, 21 de diciembre de 2014

Poemas

Hay poemas que hablan de ti súbitamente
y que luego se callan como un negro presagio.


hay poemas que te nombran en todas sus esquinas
y te llaman a gritos y después disimulan
y miran hacia el techo y silban distraídos
como haciendo que nada saben de este alboroto.

Hay poemas que huelen a tu piel de nenúfar
y te mojan los ojos con su leve rocío.
Poemas que circundan tu sombra y tus aristas
como un gato que pasa por tus pies derramado.

Hay poemas que ocultan la verdad en sus pliegues,
que disfrutan de toda la amplitud del misterio.



Y poemas que escupen un "te quiero" insolente
o un "me duele estar vivo" desde un lecho de mármol.