martes, 21 de junio de 2011

Son el mismo


Para Gema y Amalia 
(seguís mereciéndolo)

La vida a veces es un laberinto
de idas y venidas y parece
que no crece el amor y cuando crece
nos cuesta ver un sueño que es distinto.

Lo cierto es que el amor no sabe nada
de nada que pueda causar dolor
el caso es que el amor es sólo amor,
amor y sólo amor. Duda zanjada.

¿Qué duda?¿qué debate?¿qué pregunta?
No hay dudas si cuando las vemos juntas
encajan como un dulce mecanismo.

Yo amo a una mujer y soy un hombre.
¿porqué tenemos que cambiar el nombre?
Mi amor y sus amores son el mismo.