domingo, 14 de octubre de 2012

Tres Valses a vuela pluma..



VALS EN EL ABISMO

Trastabillando un vals ante el abismo,

ya el eco anticipando el alarido,
como dos pasajeros, de turismo,
dieron el giro que estaba establecido.

Y en medio de la música, un mutismo,

el recuerdo fugaz de lo vivido,
una mirada ahíta de cinismo,

el cansancio de transitar lo mismo.

El salto, en apretado comunismo,

danzando, todavía, sin orquesta,
llenó de vida todo aquel vacío.

Olvidaron las cuentas, los guarismos,

bajaron, sólo, con la ropa puesta,
se quedó al filo, llorando, el hastío.
 
(Tito Muñoz)

VALS DE LA LOCURA

Si viene la espiral de la rutina
a enredarnos en circulos concéntricos,
bailemos con los pasos más excéntricos
el vals de la locura clandestina.

Si pinta el devenir su linea recta,
cortando las volutas que yo pinto,
volvamos a vivir el laberinto
de vértigos y cuentas imperfectas.

Y si la vida es de ida y vuelta.
como en un carrusel sin piel ni escudo,
saboteemos juntos el tiovivo.

La guerra, la intifada, la revuelta
será lo que nos deje al fin desnudos
Amándonos o no, pero más vivos.
(Ese Mundini)

VALS DE LA LOCURA 2.0

Si viene la espiral de la rutina
a enredarnos en circulos concéntricos,
bailemos con los pasos más excéntricos
el vals de la locura clandestina.

Si pinta el devenir su linea recta,
cortando las volutas que yo pinto,
volvamos a vivir el laberinto
de vértigos y cuentas imperfectas.
  
Me quedo con las curvas sin plantilla,
con la tinta que trazan los deseos,
y el borrón derramado del tintero
  
El área que describe una rodilla
los palotes calizos de los reos
el círculo de un rostro en la mirilla.

Tito Muñoz  Ese Mundini.