domingo, 2 de mayo de 2010

Blanco humo


Ahora no soy más que blanco humo,
te sigo siempre así, eres el viento
que crujes en un blando movimiento
y giras por doquier así que asumo

que eres sólo tú mi fiel transporte
si vas hacia el oeste, yo al oeste,
al este voy si vuelas hacia el este,
al sur, si vas al sur, si al norte, al norte,

si corres más yo corro hasta alcanzarte,
si subes, subo yo, y si decreces
decrezco y así puedo acompañarte.

Águila soy si águila pareces,
y siempre así te sigo a todas partes,
mas, ¿donde voy si un día no apareces?