sábado, 29 de mayo de 2010

Llamadme Ismael (texto revisado)


Cada vez que me sorprende
una mueca de tristeza,
o que oscuro este noviembre
me devuelve a la bajeza,

me percato, me doy cuenta
de que lo que mi alma quiere
es la calma más violenta
de la mar que me requiere.

Soy Ismael
así es mi vida,
curtida piel
a la deriva.

Él me busca, yo me entrego,
firme muestra su entereza,
cambia dudas por sosiego
y dolor por fortaleza.

De los fondos abisales
nació el fantasma en su vida,
pesadillas animales,
cicatrices escondidas.

Soy Ismael
así es mi vida,
curtida piel
a la deriva.

Oh! Capitán, mi capitán,
Capitán Ahab

Capitán atormentado,
la pierna tallada en hueso,
un desagravio jurado,
y a buscar como posesos.

Y la albina criatura,
el siniestro cachalote,
en su leyenda perdura
y no deja un alma a flote.

Soy Ismael
así es mi vida,
curtida piel
a la deriva.

Oh! Capitán, mi capitán,
en la mar has perdido
Oh! Capitán, mi capitán,
lo que pudo haber sido.

Oh! Capitán, mi capitán,
el navío se ha hundido
Oh! Capitán, mi capitán,
donde habita el olvido.

Soy Ismael
así es mi vida,
curtida piel
a la deriva.

Oh! Capitán, mi capitán,
Capitán Ahab