domingo, 20 de enero de 2013

Motivos primordiales




A Lourdes Recalde

Por la mano en que apoyas tu cabeza,
por tu sonrisa limpia, cristalina,
por tus ojos que miran y adivinan

por tus labios que miman con tibieza.

Porque vistes tu piel con poesía
por portar en tu cuerpo el cuerpo mío,
por hacerme sentir escalofríos
Por tu risa, por la telepatía.

Porque sabes que sé lo que sabemos, 
porque sabes hacerme ser quien soy,
porque entiendes cualquiera de mis gestos.

Por huir de medidas y baremos,
por ir a cada sitio a donde voy,
por sonrojarte cuando leas esto.