lunes, 30 de noviembre de 2009

Sobre el árido arcén


Sobre el árido arcén,
En la interminable ruta
Entre Tánger y Chef Chaouen,
Delgado, muy delgado
y optimista,
El pequeño mira al cielo
Y sostiene su mercancía
Al alcance de nuestra vista:

Un tapacubos.

Mientras, en el dudoso confort
De este desvencijado vehículo,
Hablamos de política y de arte,
Del enigma de la vida y de la crisis…
Arreglamos el mundo.

Y lo ignoramos.