domingo, 24 de enero de 2010

ESCRIBO TU NOMBRE


"Escribo tu nombre,
como si cayeras
de esa luna ingrávida
en la que aún vives"

Almoraima Ruiz


Este latir de ocasos en el pecho
ata las manos de la sangre mía...
Este crujir desenfrenado y frágil
se súbita carencia:
sin dedos, sin gemidos.

No hay yema viva, savia enamorada,
sangre presente, leche venidera...
No hay lluvia fresca, gota de rocío
trémula en el borde
de la hoja del sáuce.

Níveo es el rostro del futuro inmóvil,
anónimo aún, aún sin aliento.

Miro sus manos, sus dedos...
sus uñas,
intactas aún, sin sombra de espinas.

Beso la piel del futuro ingrávido,
que se hace espejismo
de canela y de nieve.