jueves, 21 de enero de 2010

Frío


Cae el frío despacio,
De la tarde a mis manos,
Del horizonte añil
A mis sienes desnudas.

Atraviesa, con fruición,
Mis huesos, mis humores.

Como una colegiala
Atraviesa una comba
Y brinca y se sonroja.

A veces, combato este dolor
De hielo y carne,
Con carne consagrada.

Y gano o desfallezco.

Como un cara o cruz
de viva muerte.

Como una dura lid
de muerta vida.