viernes, 16 de septiembre de 2011

Pecados capitales (VI) 2º Parte

(...)


En fin... no me enseñaron, de pequeño,
o tal vez me enseñaron y olvidé
a cerrar la faena que se empieza.

Y asi me doy al placentero sueño
mecido por la endógena Tse-tsé,
que indómita cultiva mi pereza.