jueves, 22 de septiembre de 2011

Cuando una espiral es un atajo



Cuando una espiral es un atajo,
cuando un hasta luego es un adiós,
cuando una pareja no son dos,
cuando una servilleta es un legajo.

Cuando una sonrisa es un secreto,
cuando una caricia es una cruz,
cuando una despedida es una luz,
cuando un día más es otro reto.

Cuando la habitación es un desierto,
cuando la cama un páramo insondable,
cuando un hogar es una vil pensión.

Cuando vivir es sólo no estar muerto,
cuando creer es un recurso amable,
cuando abrazamos a la negación.