miércoles, 1 de diciembre de 2010

Retrato del terror


Yo no soy más que el hombre que no habla,
la bestia oscura de tus pesadillas,
yo no soy más que el puño en las costillas,
quien incumple la ley a rajatabla.

Solo soy un manojo de cuchillas,
quien no sabe perder, ese que entabla
un duelo con la suerte y pide tablas,
o destroza el tablero y sus astillas.

No huyas y no temas mis ofensas,
en tanto odio no caben tus miedos
nada podrás hacer si me enfurezco.


Me consta que eres frágil e indefensa,
y tu perfil esculpo con denuedo
y entonces sólo soy lo que parezco.