martes, 14 de diciembre de 2010

SONETOS EPISTOLARES

Aquí podréis leer nuevos sonetos
que irán con un enlace hacia otras rimas,
leedlas previamente y luego encima,
ponedle mis cuartetos y tercetos.

No sé si original, pero parece
que al menos la experiencia es divertida,
empieza como un juego esta partida,
a ver cómo termina. A ver si crece.

Pasen y vean este epistolario,
que es tan formal y tan estrafalario.
correos de ida y vuelta en el respeto

Lo cierto es que Caronte, aquí mi socio,
resulta ser un hacha en el negocio
tan poco lucrativo del soneto.

Caronte
Me sigue anodadando, caro amico,
la inmensa habilidad de que haces gala,
yo que trabajo siempre a pico y pala
y sudo tinta china sobre el pico

para sacar un verso en abanico
y siempre acaba haciendo rima mala,
y tú que en tu soneto se acicala,
el verso sucesivo más "bonico"

Me quedo yo a la luna de Valencia
pasmado entre tus versos y la luna,
a ver cómo termina, a ver si crece.

Haré con nuestra gran correspondencia
en las aguas de mi oscura laguna
la entrada más extensa, lo merece.


Stewart
A ver cómo lo hacemos, mi deseo

es ponerme en contacto en otros medios,
lo que me obliga ya sin más remedio
a pedirte tus señas de correo.

A Google dí tu nombre y tu apellido,
el sólo me dejó una enorme lista
con datos de un bisoño futbolista
y un plan de acción quebrado y malherido.

El tema es el siguiente, se me ocurre:
(que a veces mi cabeza va y discurre)
¿merecen nuestras letras todo un blog?

Si piensas, como yo, que es un buen trato,
envíame un correo con tus datos,
aqui estaré, mirándome el reloj.


(stewart_el_negro@hotmail.com)