lunes, 12 de diciembre de 2011

Punto y coma


A mi madre
Cuando pase el peligro de derrumbe
tendremos que poner un punto y coma,
no nos tomemos la guadaña a broma,
no hagamos que su voz de hielo zumbe.


Habrá qua apuntalar jambas y techos,
habrá que emplastecer cada gotera,
habrá que guarecerse en la trinchera,
Si no queremos acabar maltrechos.


Habrá que lubricar con valvulina
el mágico engranaje de la vida.
Y disfrutar del fin de cada achaque.


Si  la sangre, canalla, se amotina
tendremos que tomar duras medidas.
No hay defensa mejor que un buen ataque.