lunes, 5 de diciembre de 2011

Desencuentro (2ª Parte)

Empezar sin cambiarnos una mota
sin una minuciosa auditoría,
será como acabar viviendo el día
cansino y demencial de la marmota.

Empezar otra vez es un absurdo
eterno retornar al masoquismo.
Empezar otra vez y hacer lo mismo
es buscarse un destino zafio y burdo.

Si quieres que empecemos desde cero
no olvides la siniestra gota fría
que sádica anegó nuestro universo.

Negando la evidencia el aguacero
constante vencerá en esta porfía
y nada habré logrado en estos versos.