sábado, 23 de octubre de 2010

Microrrelato nº 18 (Puñalada)


Cuando el cuchillo atravesó su piel sonaron todas las alarmas. Era hora de levantarse.