lunes, 18 de octubre de 2010

Microrrelato nº 8 (El Obseso)


Tuvo que admitir que le obsesionaban  los montes de Venus.
Sólo le entendieron los astrónomos.