lunes, 14 de diciembre de 2009

Si no es tristeza


Igual que el agua fiera del molino
empuja el engranaje y sube y crece,
igual que el tiempo todo lo encanece
y brota en el carbón, lo blanquecino,

ya se acerca la hora y no parece
que tenga vuelta atrás este camino.
Ya se acerca la hora y el destino
la luz del sol apaga y envilece.

Con esta negra nube aqui en mis manos,
con este oscuro humo en la cabeza,
con este opaco velo en la mirada,

se pueblan con inviernos mis veranos,
la nada encuentro donde la belleza,
si no es tristeza ya no siento nada.