sábado, 19 de diciembre de 2009

No me veo


La noción ya perdida
Del espacio y la forma
Desde lejos me huyes,
Y te acecho a lo lejos.

Si me sangran las dudas
Y el sudor se avinagra,
Huyo raudo hacia páramos
Donde anida el silencio.

Voy y vengo y no evoco
Más calor que tu sombra,
O tu espalda o tus manos
O tu paso o tu aura.

Cuando cierro los ojos
No me veo por dentro,
Sólo azotes de nieve,
Y este tufo a fracaso.